Agendemos la Misa de Marzo

Agendemos la Misa de Marzo
Como siempre, en la PArroquia San Francusco

martes, 5 de agosto de 2008

Homenaje al Sacerdote de Todas las Parroquias del Mundo

(Pincha las fotos para agrandar y disfrutar momentos del "Día del Sacerdote", en una Parroquia de Chile.)
Una foto para la posteridad: Los Ministros y Diáconos, junto al Sacerdote de la Parroquia "Santa María,Madre de la Iglesia", de Los Ángeles, Chile.

Reciban la Bendición de Dios, de manos de un Sacerdote.

Un regalo puede expresar ,en un humilde presente, el afecto y el amor por el Sacerdote, en manos de una mujer de la tierra chilena.

Miembros de un Grupo Parroquial saludan al Padre Darío en su día. Junto con éllas, saludamos a todos los Sacerdotes del mundo.

Miembros de un Grupo de Oración Carismático, se inmortalizan junto al sacerdote P.Dario Dittus

Todos los ministros y diáconos acompañan al Sacerdote en momentos tan solemnes, en el día del Sacerdote

El Altar hermosamente adornado, será el lugar perfecto para que el Sacerdote consagreel Pan y el Vino, y se realice el Misterio Eucarístico

El Sacerdote Consagra el Pan y el Vino en el Altar.....Asi, serán el Cuerpo y la Sangre de Jesús

El Sacerdote alimenta a su Pueblo con Pan del Cielo....El Cuerpo de Cristo ¿Quién más te puede dar un alimento tan lleno de Vida?
"Canon 519: El párroco es el pastor propio de la parroquia que se le confía, y ejerce la cura pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del Obispo diocesano en cuyo ministerio de Cristo ha sido llamado a participar, para que en esa misma comunidad cumpla las funciones de enseñar, santificar y regir, con la cooperación también de otros presbíteros o diáconos, y con la ayuda de fieles laicos, conforme a la norma del derecho.(Lo dice el Derecho Canónico)"

¡Qué frías parecen estas palabras cuando pensamos en el Sacerdote de nuestra Parroquia, verdad?

Es que el Párroco, más allá de sus "fortalezas y debilidades", como se estila en decir ahora, es EL PASTOR. Es quien representa a Cristo, es quien Irradia el Amor de Dios, es quien acompaña, apoya y levanta en las caidas. El Sacerdote, en su terrible humanidad, carga una magnífica grandiosidad: Nos trae a Cristo en la Eucaristía, en cada Sacramento, en cada minuto de su vida ofrendada.

Saludo hoy a los buenos Sacerdotes, también a los tibios y a los que tambalean. Los saludo como hijos de Dios que también necesitan de nosotros, especialmente en la oración.

¡Gracias, porque se han convertido en hostias vivas, en un mundo cada vez mas material y deshumanizado. Gracias, porque a través de ellos, el Señor nos muestra su infinita Misericordia!



No hay comentarios:

Publicar un comentario