Agendemos la Misa de Marzo

Agendemos la Misa de Marzo
Como siempre, en la PArroquia San Francusco

martes, 21 de diciembre de 2010

Taller sobre espiritus malos: PADRE SERGIO ROJAS EN LOS ANGELES.

Semana de Evangelización “Agua viva para ti”

(Desde el 09 al 16 de enero de 2011, Jesús quiere darte el Agua Viva de Su Amor Misericordioso y Fiel)

PREDICADOR INVITADO

PADRE SERGIO ROJAS Y SU EQUIPO.

PROGRAMA


LUNES 10 DE ENERO: Taller “El mundo espiritual”

19:00 horas, en Parroquia Perpetuo Socorro


MARTES 11 DE ENERO: Taller “Para crecer en la oración”

19:00 horas, en Parroquia Perpetuo Socorro


MIERCOLES 12 DE ENERO: “Misa y oración por los enfermos”

19:00 horas, en NACIMIENTO, gimnasio de la escuela “El Saber”


JUEVES 13 DE ENERO: Taller “Formación para servidores”.

19:00 horas, en Parroquia Perpetuo Socorro


VIERNES 14 DE ENERO: Taller de “autoconocimiento personal”

19:00 horas, en Parroquia Perpetuo Socorro


SABADO 15 DE ENERO: “Taller para enfrentar la ansiedad, la angustia y la depresión, desde una perspectiva psicológica y espiritual”

16:00 a 20:00 horas, en Parroquia Perpetuo Socorro, con inscripción previa


DOMINGO 16 DE ENERO: “RETIRO DE SANACIÓN”

09:00 a 20:00 horas, en Parroquia Perpetuo Socorro,

(Programa organizado por la Renovación Carismática de Los Ángeles, según el llamado del Documento de Aparecida, a anunciar el Reino de vida. Programa de evgelización bendecido por el Obispo de Valparaiso y de Los Ángeles. Evangelización con el poder del Espíritu Santo. )

lunes, 20 de diciembre de 2010

CELEBRANDO NAVIDAD EN EL GRUPO DE ORACIÓN

Marlene Vallejos y Carlos Moreno, intercambiando regalos.
(Pinche las fotos para ampliar)
Navidad en el Grupo de Oración Santa María.
ORACIÓN Y MUCHO AMOR.
Haciendo un alto en el frenesí de actividades pre navideñas, este grupo de hermanos y hermanas del grupo de oración de la Parroquia Santa María, de la ciudad de Los Ángeles, celebran la navidad en comunidad. Oración, intercambio de regalos, mucho amor, fue la tónica de la espiritual convivencia que se vivió el día lunes 20 de diciembre en esta comunidad
Se reunen todos los lunes, a las 20.00 horas.



La convivencia fraterna une los corazones. Como lo hacían los hermanos en los hechos de los apóstoles, reunidos en comunidad, compartimos el pan de la palabra, de la oración, y luego un delicioso coctel navideño.
Nos fuimos para nuestros hogares llenos del Amor de Dios y unidos en comunidad en Cristo



Como niños ante el Señor, los hermanos y hermanas abren sus regalos. Es el preludio de la fiesta de Navidad que viviremos, lo que se vivió en el grupo de oración de la Parroquia Santa María.

¡ESPERAMOS AL SEÑOR, QUE LLEGARÁ AL MUNDO EN UN HUMILDE PESEBRE. CON HUMILDAD, LE TRAEMOS SENCILLOS REGALOS A ESTE NIÑO JESÚS, EN LA PERSONA DE NUESTROS HERMANOS Y HERMANAS.!

sábado, 18 de diciembre de 2010

PLAN PASTORAL DIOCESANO 2011 DE LA DIOCESIS DE LOS ANGELES

El Padre Gustavo Avello, Sacerdote asesor de la RCC , y Patricio Pizarro,Coordinador, ambos de la Diócesis de Los Ángeles. Jornada diocesana convocada por el Obispo, realizada en la casa de retiros Adveniat, los días 13 y 14 de diciembre.

Analizando el Documento de Aparecida, y proyectandose para el año 2011.
El Plan Pastoral de la RCC estará marcado fuertemente por la Formación de líderes, capaces de entusiasmar a muchos, motivandolos a seguir a Cristo, en busca de una Vida Nueva. La primera actividad de la RCC será con el Padre Sergio Rojas, en enero, y seguiremos en marzo con una jornada de formación doctrinal dirigida por el Obispo, Monseñor Felipe Bacarrez
a.

Panorámica de la asamblea , en el marco del encuentro diocesano de dirigentes de todos los movimientos apostólicos de la Diócesis. En la foto, escuchando una exposición sobre el Documento de Aparecida.

Finalizó este encuentro Pastoral con la tradicional once con delicioso pan de pascua. Fue un momento muy valiosos para compartir, y para intercambiar ideas y vivencias.
¡Sigamos evangelizando con Poder de lo Alto!

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Monseñor Ricardo Ezzati, nombrado Arzobispo de Santiago


Benedicto XVI nombró arzobispo de Santiago de Chile al presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, monseñor Ricardi Ezzati Andrello, SDB, hasta ahora arzobispo de Concepción.

Sustituye en el cargo al cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa, ISP Sch., quien había presentado su renuncia por motivos de edad, comunicó este miércoles la Oficina de Información de la Santa Sede.

El cardenal Errázuriz actuará como administrador apostólico de la arquidiócesis de Santiago, mientras que monseñor Ezzati se mantiene como administrador diocesano de Concepción, hasta que tome posesión de su nuevo cargo episcopal, informó la arquidiócesis chilena.

Monseñor Ricardo Ezzati Andrello nació en Campiglia dei Berici (Vicenza, Italia) el 7 de enero de 1942.

En 1959 llegó a Chile e ingresó al noviciado de la congregación salesiana ubicado en Quilpué. Allí, el 31 de enero de 1961 emitió la primera profesión como religioso salesiano.

Estudió Filosofía y Pedagogía en el Instituto de la Congregación, afiliado a la Universidad Católica de Valparaíso. Desde 1964 a 1966 enseñó en el Liceo Camilo Ortúzar Montt, de Santiago.

Estudió Teología en la Universidad Pontificia Salesiana de Roma. Posteriormente estudió un máster en Pedagogía Religiosa en la Universidad de Estrasburgo (Francia). También es profesor de Estado en Religión y Filosofía, por la Universidad Pontificia Católica de Valparaíso.

El 30 de diciembre de 1966, emitió la profesión perpetua como religioso salesiano, y el 18 de marzo de 1970 fue ordenado sacerdote.

Los años 1971 y 1972 desarrolló su misión pastoral en Valdivia, donde fue responsable de la pastoral del Instituto Salesiano.

Entre 1973 y 1977 se trasladó a Concepción, donde fue superior de la comunidad religiosa y rector del colegio salesiano de esa ciudad.

En 1978 regresó a Santiago, donde fue director del seminario mayor de la congregación, consejero provincial, profesor de Pastoral Fundamental en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia Católica de Chile, y miembro y director del Centro de Estudios y Experiencias Catequísticas.

En 1984 fue nombrado inspector provincial de los salesianos de Chile y elegido también vicepresidente de la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos y Religiosas de Chile (CONFERRE).

En 1991, fue llamado al Vaticano para colaborar con monseñor Francisco Javier Errázuriz en la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

El 28 de junio de 1996, Juan Pablo II lo nombró obispo de Valdivia y adoptó como lema episcopal Para evangelizar.

El 10 de julio de 2001, Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de Santiago, donde también ejerció el cargo de vicario general de la arquidiócesis.

Tiene la nacionalidad chilena, otorgada por gracia especial por la presidenta de la República, a solicitud del Congreso Nacional.

El 27 de diciembre de 2006, Benedicto XVI lo nombró arzobispo de la arquidiócesis de la Santísima Concepción.

En 1997, participó en la asamblea especial del Sínodo de los Obispos para América, en el Vaticano. En 2007, participó en la V Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe en Aparecida, Brasil.

En el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), ha sido miembro del Departamento de Vida Consagrada y actualmente es presidente del Departamento de Cultura y Educación.

El Papa Benedicto XVI le confió la Visita Apostólica a la Congregación de Los Legionarios de Cristo (2009-2010).

Ha ocupado varios cargos en la Conferencia Episcopal de Chile. Ha sido miembro de la Comisión Pastoral, donde ha presidido el Área Educación.

También ha formado parte de la Comisión episcopal de Seminarios, de Pastoral Vocacional y la Comisión Mixta Obispos-Superiores Mayores. Desde el año 2007 es miembro del Comité Permanente.

En noviembre de 2010 fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal de Chile por un período de tres años.

sábado, 11 de diciembre de 2010

LA MÚSICA CARISMÁTICA EN LOS GRUPOS DE ORACIÓN: Enseñanza para Ministerios de Música


LA MUSICA QUE DERRIBA MURALLAS

Las Murallas de Jericó:

YAVHÉ dijo a Josué: "Mira, he puesto en tus manos a Jericó, a su rey, a todos sus guerreros. Marchad vosotros alrededor de la ciudad dando una vuelta en torno a ella. Así haréis por seis días: siete sacerdotes llevarán delante del Arca siete trompetas resonantes. Al séptimo día daréis siete vueltas. Los sacerdotes irán tocando las trompetas. Cuando ellos toquen repetidamente el cuerno potente y oigáis el sonar de las trompetas, todo el pueblo se pondrá a gritar fuertemente y las murallas de la ciudad se derrumbaran" Josué 6, 2-5.

Yahvé había hablado a su siervo y Josué obedeció. Durante seis días consecutivos, sus hombres habían paseado el Arca en torno a las murallas de la ciudad de Jericó. Al séptimo día emprendieron las siete vueltas finales, tal como les había sido ordenado.

Al ser informado de estas maniobras, el rey de Jericó se echó a reír con buen humor y manda un mensaje a Josué en el que se decía:

"¿Crees que vas a derribar mi ciudad con el viento de tus trompetas?" Los hebreos continuaron caminando alrededor de las murallas. Delante iban los sacerdotes abriendo camino; después seguía el Arca y más atrás iba el ejército hebreo. Mientras, en la ciudad de Jericó los niños se asomaban a las almenas y se divertían escupiendo sobre el Arca e imitando el sonar de las trompetas.

Cuando los hebreos comenzaron la cuarta vuelta, las mujeres de Jericó acudieron a sentarse entre las almenas para ver el espectáculo. Tiraban piedras a los hebreos, se mofaban de ellos y los insultaban.

Al iniciar los hebreos la quinta vuelta, los viejos y los tullidos de Jericó acudieron a verlos ya abuchearles, mientras dirigían los puños hacia ellos, más burlones que amenazadores. Sus gritos se mezclaban con el claro sonido de las trompetas.

A la sexta vuelta, el rey en persona subió a una torre de granito tan alta que las águilas construían en ella sus nidos y tan dura que los rayos no podían hacer mella en sus piedras.

El rey, divertido, reía a mandíbula batiente y entre lágrimas de regocijo, gritó: ¡Qué buenos músicos son estos hebreos!

A su alrededor reían los Ancianos del Consejo y los oficiales y los nobles...

A la séptima vuelta, las murallas se derrumbaron.


Rol de la Música:

La música ha tenido - y tiene- un papel importante en toda civilización. Es una de las grandes actividades humanas; para muchos, la más bella. Pero, ante todo y sobre todo la música es un don de Dios. Porque "todo don perfecto viene de lo alto, del Padre de las luces" (Sant 1, 17). Es Dios quien "da cánticos en la noche" (Job 8,21). Fue el Señor quien ordenó a Moisés escribir un cántico y enseñárselo a todo el pueblo de Israel (Deut 31, 1 9 y ss), quien puso en la boca de David un cántico nuevo (Sal 40, 2) y quien inspiró a los salmistas la orden "¡Cantad al Señor!" que nos repiten en casi 30 ocasiones. En la lista de los dones del Espíritu que edifican la Comunidad (l Cor 14,26), el primero tiene mucho que ve, - con la música- "cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene un Salmo..."

Muchos cristianos nunca han sido conscientes de esto: la música es un precioso don de Dios. Otros no se han atrevido a abrir el regalo, examinarlo y ver para qué lo podían utilizar. Hay algunos que sí valoran este don pero lo utilizan únicamente para su satisfacción personal... ¿Cómo descubrir el verdadero sentido que Dios quiere dar a la música en nuestra vida y en nuestra fe, tanto en el plano personal como en el comunitario?


La Música en la Renovación Carismática

En la Renovación Carismática, el Señor nos regala el don de la música y el canto como un precioso carisma de oración y evangelización, que construye la comunidad siendo cauce del Amor de Dios y de la alabanza de su Gloria. La música es un gran tesoro que el mismo Dios pone en nuestras manos y que se hace canal; canal maravilloso por donde corre su agua viva. El canto en la Renovación Carismática no es una evasión ni - por supuesto- una distracción. Y tampoco se puede reducir a una cuestión de gusto, técnica o talento natural. En los grupos carismáticos de oración el canto nace del Espíritu, manifiesta la gloria de Dios y coopera en la salvación de los hombres.

Cantar en el Espíritu es cantar más con el corazón que con la voz. Es expresar el amor de Dios que "ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado". Es un canto nuevo que surge de hombres y mujeres nuevas, renovados y renovadas por el poder de la Sangre de Jesús, por el poder de su muerte y resurrección. Cantar y tocar para el Señor de este modo supone ser dóciles al Espíritu Santo, entregando a Dios todo el corazón, aceptando vivir y actuar en el Señorío de Cristo.

Cantar a Dios no es ofrecerle nuestro canto sino ofrecerle nuestro corazón. En el canto Dios manifiesta su poder, y nosotros nos entregamos a Él. El canto es así un signo, un puente, una señal de amor entre Dios y nosotros. Dios nos une a Él, nos da su Espíritu de Amor, y en Él podemos amarnos los unos a los otros. Cantamos desde lo profundo de nuestro ser, desde ahí dentro, Dios - que habita en nosotros- se une a nuestro espíritu. Cantamos en la presencia de Dios, ungidos por esta presencia.

Cuando se canta en el Espíritu, Dios se entrega en el canto. Dios actúa con poder, transformándonos. Manifiesta su voluntad, su corrección, su ternura, su consuelo... su Gloria.


El Verdadero Sentido de la Música en la Renovación Carismática:

En la Renovación Carismática, la música no tiene sentido en sí misma. La música es oración, ése es su sentido primordial: Don maravilloso de nuestro Dios que primero construye el acueducto y, luego, hace correr por él - hasta los confines de la tierra- su Agua Viva.

Canto nuevo, música ungida... el carisma de la música y el canto es un don - entre los múltiples y variados que el Señor nos regala- para enriquecer y construir la comunidad. La música tiene pues su papel importante en toda celebración litúrgica o en cualquier reunión de oración. Pero no debemos olvidar qué es lo esencial en una reunión de cristianos: "la enseñanza de los apóstoles, la comunión fraterna, la fracción del pan y las oraciones" (Hch 2,42). La música es servidora, no dueña; servidora de la palabra, de la Oración, de la Comunión... no la dejemos usurpar un lugar que no le corresponde. Estemos atentos para rechazar toda idolatría.


LA Música ES CANAL, NO FUENTE.

Dice Teilhard de Chardin que la música nos aporta "el sentimiento de una gran presencia". Podríamos señalar cuatro aspectos en los que este carisma construye, ayuda, sirve a una comunidad orante:

1°,- Nos une en la alabanza y la adoración.

2°,- Nos abre y nos predispone a la escucha.

3°,- Nos facilita a todos la posibilidad de expresar actitudes interiores, experiencias espirituales (a veces mucho mejor que con palabras).

4°,- Nos enseña verdades espirituales y las graba en nuestra mente y nuestro corazón.

Si la música es un don de Dios, ningún cristiano puede despreciarla o desinteresarse de ella. Puesto que este don se compone de distintos elementos, valoremos cada uno de ellos como regalo de nuestro Padre.


Ritmo, Melodía y Armonía.

I. Ritmo

Aceptar el ritmo como un regalo de Dios quiere decir, en primer lugar, aceptar cantos con toda clase de ritmos - incluso si son nuevos para nosotros -. En la creación de Dios no hay uniformidad. Si todos nuestros cantos tienen un ritmo parecido o - lo que es peor- nosotros los cantamos con un ritmo parecido, no estamos reflejando la infinita riqueza de nuestro creador y la variedad de todo lo que sale de su mano.

Actualmente se emplean muchos ritmos sincopados, se acentúan los tiempos débiles... y muchos hermanos y hermanas se "despistan" o se cierran considerándose incapaces de aprender y cantar estas novedades. Sin embargo son una riqueza dada por el mismo Dios que inspiró otros cantos más tradicionales; si Él nos da una mente abierta y un poco de paciencia podemos aprenderlos correctamente y compartir esta riqueza. En el tiempo dedicado a ensayo de cantos que debe haber antes de una celebración y oración común, acostumbrarnos al ritmo del canto debe ser lo primero, puesto que normalmente es lo más difícil. Para ello, antes de cantar la melodía, podemos marcar el ritmo al mismo tiempo que decimos la letra.

2. Melodía

La inmensa mayoría de nuestras melodías están formadas por sólo diez notas. Es Dios quien nos ha dado esta riqueza impresionante de cantos, resultado de las casi infinitas combinaciones hechas con esas diez notas. Las experiencias, vivencias, intuiciones, profecías, palabras inspiradas de hermanos y hermanas de todo el mundo y de todas la épocas, expresadas a través de la música son un tesoro inmenso que todos podemos compartir.

Para ello es clave entrar en la intimidad de una melodía para poder comprender y, si es posible, vivir lo que el compositor o la compositora querían expresar. Captar el sentimiento o intuición fundamentales de un canto y sus matices a través de su melodía.

3. Armonía

Ha sido Dios quien ha creado la diversidad de voces: voces masculinas o femeninas, tenores o bajos, sopranos o contraltos. El canto a varias voces es un reflejo del misterio de Dios y de un plan para nosotros como Iglesia: Unidad en la diversidad. Si cada uno y cada una contribuimos al canto colectivo según las características de la voz que el Señor nos ha dado, cantaremos mejor, armoniosamente, sin dañar ni cansar innecesariamente nuestra garganta, y el resultado reflejará mucho mejor la multiforme sabiduría de Dios.


¿Como Cantar?

Cinco reglas en relación a este don del canto:

1° Que todos canten.

2° Cantad alegremente y con ánimo.

3° Cantad humildemente, para cantar unidos y en armonía.

4° Cantad al mismo ritmo.

5° Sobre todo: Cantad espiritualmente. Dirigid vuestra mirada a Dios en cada una de las palabras que cantéis. Procurad agradar a Dios más que a vosotros mismos o que a cualquier otra criatura. Para ello, centraos sólo en lo que estáis cantando y velad para que vuestros corazones no se aparten de Él a causa de la música, sino que a través de ella sean constantemente ofrecidos a Dios. ¡Este es el canto que el Señor aprueba!

Este último punto resumiría también toda la doctrina de los padres de la Iglesia: Cantar con el corazón, ésta es la actitud fundamental para cantarle al Señor.

Para San Agustín, "si queremos dar Gloria a Dios, necesitamos ser nosotros mismos los que cantamos, no sea que nuestra vida tenga que atestiguar contra nuestra lengua. Sólo se puede cantar a Dios con el corazón cuando nos hemos rendido a Él, esto es, hemos aceptado su plan de salvación y buscamos su voluntad, tomando en serio su Palabra, cuando lo amamos. Bien se dice que el cantar es propio del que ama; pues la voz del que canta no ha de ser otra que el Fervor del Amor". Por eso agrega San Juan Crisóstomo: "A Dios se le ha de cantar, más que con la voz, con el Espíritu resonando hacia adentro. Así cantamos no a los hombres sino a Dios, que puede oír nuestros corazones y penetrar en los silencios de nuestro espíritu". En expresión de San Jerónimo "el siervo de Cristo cante de tal forma que no se goce en la voz sino en las palabras que canta". Para ello, dice San Basilio, "que la mente conozca y comprenda el sentido de las palabras cantadas, para que cantes con la lengua y cantes también con tu espíritu".

(Nuevo Pentecostés, Nº 47)

sábado, 4 de diciembre de 2010

QUIERES ASISTIR A UN RETIRO CARISMÁTICO EN SANTIAGO?. AQUI ESTÁ TU RETIRO

Parte del equipo de Encuentro con Jesús



“ENCUENTRO CON JESÚS”

Retiro de Sanación Interior

28,29 y 30 de Enero 2011

Casa del Espíritu Santo, Tomás Moro 413—Las Condes

Valor $34.000

Inscripción previo depósito $15.000

Cupos Limitados.


Información y reserva:

Maité Bazán: 02 9341635 09 0788610

Bernardo Barrera: 2392269

Cta. Nº 82-05573-05 Bco. Scotiabank.

Hernán Veas: 2372660

Cta.Ahorro Nº 31715948752 Bco.Estado

viernes, 3 de diciembre de 2010

ÚLTIMA MISA DE SANACIÓN DEL AÑO. ¡PARTICIPA!

Foto de archivo: Servidores en encuentro de formación.

ÚLTIMA MISA DE SANACIÓN DEL AÑO. ¡PARTICIPA!

Este domingo 05 de diciembre viviremos la última Misa y Oración por los Enfermos.

Como saben, cada mes celebramos esta hermoso encuentro con Jesús Eucaristía, y vivimos profundos momento de sanación. Los testimonios han sido muy hermosos, y le damos gracias a Dios por su Misericordia y Amor.

La Renovación Carismática de la Diócesis de Los Ángeles te llama a integrarte a este encuentro con el Amor fecundo del Señor.

Como es costumbre, la Misa se realizará en la Parroquia de San Francisco, en el centro de la ciudad de Los Ángeles, a las 15,45 horas.
¡Dios nos Bendiga a todos, en este mes Bendito en que finalizamos el Mes de María y nos preparamos para la Navidad!