sábado, 2 de mayo de 2015

IMAGENES DEL RETIRO CON MARCELO DEZZI

Marcelo Dezzi, Predicador. Excelente retiro de Sanación Interior, partiendo desde el vientre materno, hasta llegar a la adultez.  Todos sabemos que tenemos mucho que perdonar. Y Dios , que es amor, no puede entrar a un corazón endurecido por el rencor. Por ello, debemos primero seguir un proceso de sanción, para poder recibir por entero el amor gratuito del Señor. Continuamos mañana desde las 10,00 horas, hasta las 13,30 horas. A las 16:00 horas, seguimos en la Parroquia San Francisco en la Misa de Sanación del Mes, en la cual estará Marcelo Dezzi, y otros Sacerdotes de la Renovación Carismática. Allí nos encontramos.

Esenciamente, este retiro fue de oración, usando los carismas del Espíritu Santo. Oración en lenguas, don de profecía, de visíón. En el Amor de Dios, todos somos importantes, y El Señor quiere que recibamos su amor incondicional. Una enseñanza teológica y psicológica, siempre refrendada por textos bíblicos, y por la presencia del Espíritu Santo. Buen retiro en Los Angeles.

Compartiendo antes de la Misa final de la jornada del sábado. La alegría de un encuentro con el Señor, reflejada en los rostros de los participantes.

Nadie ama a quien no conoce. En esta imagen, tomando nota de buenos textos bíblicos que nos enseñan a caminar por la sanación interior, y nos llevan al encuentro con el Señor.

El Padre Gustavo Avello, Asesor de la Renovación Carismática, incentivando a la asamblea a participar de una vida de oración permanente, para vivir la Vida en el Espíritu. A la vez, nos llamó a no mirar exclusivamente los errores de algunos Sacerdotes, y centrar nuestra mirada en tantos buenos ejemplos, como el Padre Hurtado, y tantos otros buenos curitas, que trabajan fervientemente por el Señor. 

Finalizamos la jornada del sábado con la Misa. Adorando a Jesús presente realmente en la hostia consagrada. Fue un buen día de encuentro con el Señor y con los hermanos. Seguimos mañna, desde las 10 de la mañana, hasta las 13,30 horas. Misa de Sanación por la tarde, en la Parroquia San Francisco.

domingo, 19 de abril de 2015

Retiro Carismático abierto a todos los que anhelen un encuentro con el Señor




Marcelo Dezzi, Médico Psiquiatra y Laico Convertido, estará con nosotros en Los Ángeles, los días 02 y 03 de mayo. Este retiro es abierto a todos los hermanos y hermanas que deseen participar de un Retiro Carismático.


¿Puedo ir yo, que no soy de la Renovación Carismática?

Por supuesto. Este retiro es para todos. Lleven una colación para el almuerzo, y vivan un día , o dos, exclusivamente para ustedes con el Señor.

viernes, 17 de abril de 2015

ANIVERSARIO SACERDOTAL DEL PADRE GUSTAVO AVELLO



El próximo martes 19 de mayo el Padre Gustavo Avello, Asesor de la Renovación, cumple 30 años de sacerdocio.  

Invitamos a todos los que participan en la RCC, y a los que viven las Misas de Sanación y Retiros,a acompañarlo en la Eucaristía que celebrará ese día a las 20:00 hrs, en la Parroquia San Esteban de Mulchén.
 Alli nos juntaremos, para expresarle nuestro cariño al Asesor de la RCC de la Diócesis, el Padre Gustavo Avello, quien nos ha acompañado con tanto amor en el transcurso de nuestras vidas.
Vamos organizandonos para acompañarlo.

¡Felicidades , Padre Gustavo!

sábado, 11 de abril de 2015

ENCUENTRO DE FORMACIÓN DE SERVIDORES DE LA RCC

 Estimados Hermanos y Hermanas:
Gracias a amigos colaboradores, hemos vuelto al ciberespacio, después de tener problemas técnicos con el Servidor donde se aloja esta Página.Gracias a Dios, hemos vuelto para servir a la RCC. y al Señor.

En Los Angeles, éste sábado 11 de abril, se llevó a efecto una jornada de formación para los servidores de la RCC, dirigida por el Padre Gustavo Avello, asesor diocesano.


En ella se tocaron temas de formación sobre la Renovación, la oración carismática, y los Grupos de Oración.
Fervientemente se pidió al Señor, y a los servidores, trabajar para difundir esta corriente de gracia, formando nuevos grupos de oración en las distintas parroquias.


En el transcurso del día, hubo formación, Misa y Adoración al Santísimo.

Renovados y fortalecidos, los hermanos y hermanas que participaron volvieron con ansias evangelizadoras a sus hogares, para seguir trabajando para el Señor.



Testimonios de  hermanos de la Renovación Carismática de la Diócesis de Los Ángeles, Chile: 

MARLENE VALLEJOS
"Lindo momento ante el Señor, en adoración al Santísimo, pidiéndole que nos sane de nuestras incapacidades, temores, y restaure nuestra fe , ojalá una Fe, que mueva montañas. Gracias mi buen Dios por aceptarnos tal cual"

Luz Eliana Quevedo:
 "Con nuestro asesor celebrando al Señor.
Derrama Señor tu proteccion y el amparo de Maria Santisima.
Buena reunion y jornada de servidores de renovacion carismática.
Renovando la mision de servicio al Dios vivo y verdadero."

Sigamos trabajando para El Señor.

miércoles, 8 de abril de 2015

LOS ÁNGELES ALABA AL SEÑOR CON CANTOS Y ALEGRÍA


V. La oración de alabanza
2639 La alabanza es la forma de orar que reconoce de la manera más directa que Dios es Dios. Le canta por Él mismo, le da gloria no por lo que hace, sino por lo que Él es. Participa en la bienaventuranza de los corazones puros que le aman en la fe antes de verle en la gloria. Mediante ella, el Espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios (cf. Rm 8, 16), da testimonio del Hijo único en quien somos adoptados y por quien glorificamos al Padre. La alabanza integra las otras formas de oración y las lleva hacia Aquel que es su fuente y su término: “un solo Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas y por el cual somos nosotros” (1 Co 8, 6).
2640 San Lucas menciona con frecuencia en su Evangelio la admiración y la alabanza ante las maravillas de Cristo, y las subraya también respecto a las acciones del Espíritu Santo que son los Hechos de los Apóstoles: la comunidad de Jerusalén (cf Hch 2, 47), el tullido curado por Pedro y Juan (cf Hch 3, 9), la muchedumbre que glorificaba a Dios por ello (cf Hch 4, 21), y los gentiles de Pisidia que “se alegraron y se pusieron a glorificar la Palabra del Señor” (Hch 13, 48).
2641 “Recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y salmodiad en vuestro corazón al Señor” (Ef 5, 19; Col 3, 16). Como los autores inspirados del Nuevo Testamento, las primeras comunidades cristianas releen el libro de los Salmos cantando en él el Misterio de Cristo. En la novedad del Espíritu, componen también himnos y cánticos a partir del acontecimiento inaudito que Dios ha realizado en su Hijo: su encarnación, su muerte vencedora de la muerte, su resurrección y su ascensión a su derecha (cf Flp 2, 6-11; Col 1, 15-20; Ef 5, 14; 1 Tm 3, 16; 6, 15-16; 2 Tm 2, 11-13). De esta “maravilla” de toda la Economía de la salvación brota la doxología, la alabanza a Dios (cf Ef 1, 3-14; Rm 16, 25-27; Ef 3, 20-21; Judas 24-25).(Catecismo de la Iglesia Católica)

Los Grupos de Oración Carismáticosy los frutos de la Efusión en el Espíritu Santo

Efectos de la efusión del espíritu

Solamente apuntaremos los principales:

1º. Un encuentro personal con Jesús. La persona se siente invadida por su amor y su señorío, en un nuevo nivel de relación con El. De ahí que en los grupos se oiga con frecuencia las expresión bíblica: "Jesús es el Señor".

2º. Una conciencia más viva del sentido trinitario de la vida del creyente.



3º. Dios habla a la persona, la cual recibe una sensibilidad especial para conocer la "voz del Buen Pastor" y sentir las mociones del Espíritu.



4º. Un don de oración personal que brota del centro de nuestro ser con predominio de la alabanza.



5º. Un amor por la sagrada escritura como palabra de Dios, la cual recobra actualidad, llega hasta el fondo y alimenta el corazón y la mente.



6º. Una nueva fuerza para proclamar la salvación en Jesucristo, sin complejos, con convicción y sencillez.



7º. Una liberación del pecado. Desaparecen Hábitos inveterados, dependencias y miedos.



8º. Dones y carismas, como los que nombra Pablo en 1Corintios 12,8-10.



9º. El deseo del Reino, con una nueva manera de mirar las postrimerias del hombre. Se encuentra gozo en decir "Maranatha", "ven, Señor Jesús", (1Co 16,22;Ap22,20).



No todos reciben con la misma fuerza estos efectos, por los que, no tratándose de un sacramento, se puede volver a pedir oración, con la certeza de que el espíritu de la promesa desea darnos más de lo que nosotros deseamos recibir.

Los grupos de oración de la Renovación Carismática.


El Espíritu empuja hacia la comunión con los hermanos y constituye su vínculo interior. La oración comunitaria es el lugar privilegiado de la comunión. En el grupo de oración se consolidan y desarrollan los efectos de la efusión del espíritu.

Los Grupos de la Renovación Carismática suelen reunirse una vez por semana en una oración de unas dos horas, abierta a todo el mundo, aún a los curiosos. Los grupos que han crecido con normalidad están formados por gente de todas las edades y de todos los niveles culturales y sociales. Toda Persona es libre de formar parte y de salirse de ellos. No hay estatutos ni compromisos. la alta fidelidad a la reunión semanal de la gente integrada al grupo proviene solamente de una necesidad espiritual.



Es notable el interés de la gente, que se desplaza o traslada a otra localidad, por buscar allí un grupo de la Renovación Carismática. Y que en estos grupos se encuentra alegría y cordialidad, ayuda mutua, acompañamiento y crecimiento espiritual. La oración comunitaria carismática es un encuentro del grupo con el Señor resucitado. Su presencia, vivida en un don de fe, suscita una ferviente alabanza, gozosa, libertadora y fuente de toda bendición. La alabanza toma la parte más considerable de la reunión y se desarrolla en la escucha de la palabra y en una actitud interna de adoración, a la que suelen seguir súplicas en favor de los hermanos, de la Iglesia y del mundo. Con frecuencia se destina un tiempo a los testimonios y a la enseñanza.



Un fruto importante de esta oración es el deseo de dar testimonio del señor en casa, en el trabajo, donde sea. Evangelizar se convierte en una necesidad.



Por eso la gente renovada de veras tiene que ponerse a disposición de la Iglesia local, parroquia, y si conviene del obispado; para todo lo que sea necesario según el discernimiento de los pastores.



Eso si, el apostolado tiene que ser el fruto de la oración personal y comunitaria, tiene que surgir de la acción del Espíritu, según la expresión del cardenal Suenens, protector de la Renovación Carismática:" Hay muchas maneras de evangelizar, pero no hay más que una evangelización que sea buena: la que sale del Cenáculo".