Agendemos la Misa de Marzo

Agendemos la Misa de Marzo
Como siempre, en la PArroquia San Francusco

martes, 18 de febrero de 2014

Perseveremos en el Señor y en nuestra Renovación Carismática

Me llega un wats appe de un hermano de la reno. Me cuenta que en una diócesis del norte de Chile ya casi  no quedan Grupos de Oración. Me apena la noticia porque hace poco fue una esplendorosa y refulgente fuente de Agua Viva para Chile. No entiendo, Señor, cómo los hermanos y hermanas que han recibido tantos dones, y tantas gracias, puedan desandar los caminos del Señor, para volver atrás. Estoy internado en una clínica, delicado de salud, y pienso en los años vividos en mi amada renovación. Tantos hermanos y hermanas, tantos retiros....todo tan bello.
 Escribo bre
 vemente, para despedirme transitoriamente de ustedes, exortandolos a no dejar la Alabanza, y tampoco abandonar los Grupos de Oración.Un abrazoa todos y todas....gracias por el cariño quesiempre me han prodigado.Bendiciones.....y no abandonen los caminos del Señor, llenos de Luz....y de aamor.
Carlos Mreno Pezo









miércoles, 12 de febrero de 2014

Las vacaciones, tiempo de reencuentros

 

 
Vacaciones, tiempo propicio para disfrutar, soñar, jugar, compartir. Un tiempo valioso para volver a ser personas libres de preocupaciones por unos días, tal como lo pide el Señor. A mi me habría gustado ser capitánde un barco. Bueno, aqui voy de capitán de un barco pirata, en mis merecidas vacaciones.

Dios diseñó el descansar


  • Génesis 2:2-3 Y en el séptimo día Dios terminó su obra que había hecho, y reposó el día séptimo de toda su obra que había hecho. Y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.
  • Muchos ya han vivido sus vacaciones, y otros las están comenzando. Es bueno saber que el Señor bendice el descanso, y lo promueve depués del tabajo. El mismo, el séptimo día descansó (Genesis, 2: 2,3). Descansar es necesario para el cuerpo y para el alma. El que no descansa envejece, tanto en el cuerpo como en el alma.  
  •  En estos días de descanso, es bueno hacer un alto, pensar en nosostros, en nuestro proyecto de vida. También es bueno compartir con la familia, conectarse más reposadamente con cada miembro de nuestro hogar.
  • Y también es un tiempo para pensar en Dios. Alli donde reposamos del arduo trabajo, generalmente en contacto con la naturaleza, podemos contemplar a Dios.
  • Vacaciones, bienvenidas, bien recordadas, y bien oradas.
  • (Carlos Moreno Pezo)