martes, 14 de febrero de 2017

La vida es frágil y bella. Oremos

" No temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios que te fortalece; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia".(Isa 41:10:)
Dos queridos hermanos del Ministerio de Música. Foto de archivo
Hola amigos. Estamos en verano en Chile. Casi todos están de relajo, disfrutando del descanso, buscando lugares hermosos para disfrutar de la naturaleza y la familia. ¡Buen descanso, reparador, vitalizador!
En Los Ángeles, ayer hemos retomado el encuentro semanal del Grupo Carismático en la Parroquia Santa María.  Ha sido un buen momento de alabanza y oración, con pocos participantes, pues muchos están de vacaciones, o escapan del calor excesivo del verano.
Pero hoy quisiera reflexionar sobre lo delicado y frágil de nuestra vida y nuestras relaciones. Alguien por allí se ha ido sorpresivamente al encuentro del Señor. Otro hermano está hace largo tiempo en dolorosa enfermedad. Otros están con serios conflictos familiares. ¡Cuanto quisiera uno poder cambiar tantas situaciones! Pero el Señor nos tiene esta promesa: " No temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios que te fortalece; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia".(Isa 41:10:)
 A todos los que pasan por incertidumbres, les regalo esta promesa. A los que van bien, muchas gracias, Señor.
Sigamos orando y dando gracias por la vida. 
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada