Agendemos la Misa de Marzo

Agendemos la Misa de Marzo
Como siempre, en la PArroquia San Francusco

viernes, 18 de abril de 2008

CUIDADO CON LAS SECTAS....y con nuestras ovejitas.


No nos engañemos...no nos dejemos engañar.... y protejamos a nuestras ovejitas: Las sectas andan con mucha astucia tratando de llevar gente a sus agrupaciones, y las consecuencias negativas son insospechadas. Los hermanos Pentecostales, y Evangélicos en general, son hermanos separados. Tampoco corresponde que nos unamos a ellos. Tenemos nuestra Iglesia Católica, los Sacramentos, La Virgen María: Nuestra Iglesia Católica es nuestra Madre. El Ecumenismo corresponde a la Jerarquía...no nos dejemos engañar....no salgamos de Nuestra Iglesia.

Con éste artículo del Predicador del Papa, tendremos alguna claridad sobre las sectas...

Y no te olvides: ¡Dios te Ama!



Autor: P. Raniero Cantalamessa,

Cuando hablamos de sectas debemos prestar atención para no poner todo en el mismo plano. Los evangélicos y los pentecostales protestantes, por ejemplo, aparte de grupos aislados, no son sectas. La Iglesia católica desde hace años mantiene con ellos un diálogo ecuménico a nivel oficial, cosa que jamás haría con las sectas.

Las verdaderas sectas se reconocen por algunas características. Ante todo, en cuanto al contenido de su credo, no comparten puntos esenciales de la fe cristiana, como la divinidad de Cristo y la Trinidad; o bien mezclan con doctrinas cristianas elementos ajenos incompatibles con ellas, como la reencarnación. En cuanto a los métodos, son literalmente «ladrones de ovejas», en el sentido de que intentan por todos los medios arrancar a fieles de su Iglesia de origen para hacer de ellos adeptos de su secta. Habitualmente son agresivos y polémicos. Más que proponer contenidos propios, pasan el tiempo acusando, polemizando contra la Iglesia, la Virgen y en general todo lo que es católico. Estamos, con ello, en las antípodas del Evangelio de Jesús que es amor, dulzura, respeto por la libertad de los demás. El amor evangélico es el gran ausente de las sectas.

Jesús nos ha dado un criterio seguro de reconocimiento: «Guardaos de los falsos profetas --dijo--, que vienen con vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis» (Mt 7,15). Y los frutos más comunes del paso de las sectas son familias rotas, fanatismo, expectativas apocalípticas del fin del mundo, regularmente desmentido por los hechos.

Hay otro tipo de sectas religiosas, nacidas fuera del mundo cristiano, en general importadas de oriente. A diferencia de las primeras, no son agresivas; más bien se presentan «con disfraz de cordero», predicando el amor por todos, por la naturaleza, la búsqueda del yo profundo. Son formaciones a menudo sincretistas, o sea, que agrupan elementos de diversas procedencias religiosas, como es el caso del New Age.

El inmenso perjuicio espiritual para quien se deja convencer por estos nuevos mesías es que pierde a Jesucristo y con Él esa «vida en abundancia» que ha venido a traer. Algunas de estas sectas son peligrosas también en el plano de la salud mental y del orden público. Los recurrentes sucesos de plagio y de suicidios colectivos nos advierten hasta dónde puede llevar el fanatismo de algún jefe sectario.

Cuando se habla de sectas, sin embargo, debemos recitar también un «mea culpa». Con frecuencia las personas acaban en alguna secta por la necesidad de sentir el calor y el apoyo humano de una comunidad que no encontraron en su parroquia.

Colaboración de RICARDO HENRIQUEZ SALDIVIA (Concepción)

Entonces, hermanos y hermanas: Busquen a Dios en Su Iglesia. La Iglesia de sus padres, la que está en comunión con su Obispo, la que tiene su origen en Cristo y los Apóstoles. Las demás, aunque sean cristianas.... son ramas. Y la savia del espíritu Santo circula poderosamente por el tronco: La Iglesia Católica. Amén.

1 comentario:

  1. Hola hno: muy lindo tu articulo, e sverdad que hay lobos disfrazados de cordero, y que debemos cuidar el rebaño, pero también es importante que los laicos entendamos que debemos formar, al rebaño, no sea que nos convirtamos en ovejas gordas que nos apacentamos solas, la formación evangelizadora es muy importante.aqui en argentina, como seguro en tu pais ,han aparecido miles de sectas, donde se habla de jesus que si fuera un maestro ascendido etc, y fijate que toman palabras de la biblia que son interpretadas , por una persona catolica no bien formada , como bueno, y alli viene la equivocacion , que terrible hermano los tiempos que se viven, debemos orar por todos aqueloos catolicos que s ehan apartado de la iglesia, para que el señor sane las heridas recibidas, debemos hacer el mea culpa , por no saber como apacentar el rebaño.Por eso pido al señor que derrame su espiritu santo sobre la santa iglesia catolica para que haya un nuevo pentecostes!!!!!!!Amen.

    ResponderEliminar