Agendemos la Misa de Marzo

Agendemos la Misa de Marzo
Como siempre, en la PArroquia San Francusco

jueves, 30 de agosto de 2007

ENCUENTRO CON EL PADRE JAIME KELLY EN CONCEPCIÓN


JESÚS ESCUCHA LA ORACIÓN:
La oración a Jesús ya ha sido escuchada por El durante su ministerio, a través de los signos que anticipan el poder de su muerte y de su resurrección: Jesús escucha la oración de fe expresada en palabras( el leproso, Jairo, la mujer cananea, el buen ladrón; o en silencio( los portadores del paralítico, la hemorroisa que toca su vestido, las lágrimas y el perfume de la pecadora). La petición apremiante de los ciegos: " Hijo de David, Jesús, ten compasión de mi, ha sido recogida en la tradición de la Oración a Jesús: " ¡Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Señor, ten piedad de mi, pecador ! . Sanando enfermedades o perdonando pecados, Jesús siempre responde a la plegaria del que le suplica con fe: " Ve en paz, ¡ tu fe te ha salvado!
( Lo dice el Catecismo de la Iglesia Católica en el nº 2616.... ¡ qué bien encaminados vamos los que creemos en el Poder de Jesús, y cómo estamos siguiendo con fidelidad la fe del magisterio de la Iglesia. ¡ Gracias Señor!


Para celebrar los cuarenta años de la R.C.C. , viajaremos a Concepción, a vivir un encuentro con Jesús Vivo , lleno de amor , tocando a su pueblo sufriente y esperanzado. El Padre Jaime Kelly, con un impresionante carisma de sanación , estará el día 24 de septiembre, desde las 18,30 horas, en un encuentro de alabanza y adoración, para mostrar la Misericordia de Jesús, hasta las 21,30 horas.

Quieres participar?
Las inscripciones se están realizando ya con el hermano Moisés en el local 72, segundo piso , en el salón de la excelente y muy buena " PELUQUERÍA JUVENT "S,( la propaganda es cortesía de la r.c.c. de los angeles) ubicada en el edificio del Centro Español. Viaje en bus ida y vuelta, tres mil pesos. Inscripciones hasta el 15 de septiembre , impostergablemente.

(La foto es el afiche oficial de ésta evangelización a nivel nacional organizada por la Renovación carismática, y está en la es)página web de la R.C.C. :www. rcc-chile.cl que está al lado izquierdo de éste blog, para que lo pinches y entres
Que hermoso es ver a Jesús Vivo, sanando a sus hijos y llenándolos de su Amor. Eso es lo que viviremos en el encuentro , al que estamos todos invitados.

jueves, 23 de agosto de 2007


ORA A JESÚS SACRAMENTADO, EN MANOS DEL PADRE TARDIF



Queridos hermanos y hermanas: Cuánto bien hizo en vida el Padre Emiliano, especialmente con su libro " Jesús está vivo". Este texto ha fortalecido la fe de tantos, y nos ha llevado nuevamente a pasearnos en el siglo XXI con un Jesús que está presente en nuestras vidas y que tiene todo el Amor para entregarlo a cada uno de nosotros. Ahora les presento una oración que el Padre Emiliano muchas veces repitió con sus labios, y que hoy repite en la intercesión de los santos, porque, aunque murió, vive para Jesús y para nosotros, y podemos pedirle que El Señor prodigue sus maravillas a través de él, y de nuestra palabra de fe. Te invito a orar.

"Oración por Curación Física P. Emiliano Tardiff:

Sugerimos que esta oración se lleve a cabo en un lugar solitario, apartado de toda distracción, teniendo la fe que el Señor nos escucha siempre que le hablamos. Récese de manera lenta, en voz alta, haciendo propia cada frase:

"Señor Jesús, creo que estás vivo y resucitado. Creo que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar y en cada uno de los que en Ti creemos. Te alabo y te adoro. Te doy gracias, Señor, por venir hasta mí como pan vivo bajado del cielo. Tú eres la plenitud de la vida. Tú eres la Resurrección y la Vida. Tú eres, Señor, la salud de los enfermos. Hoy quiero presentarte todas mis enfermedades porque Tú eres el mismo ayer, hoy y siempre y Tú mismo me alcanzas hasta donde estoy. Tú eres el Eterno Presente y Tú me conoces... Ahora, Señor, te pido que tengas compasión de mí. Visítame a través de tu evangelio para que todos reconozcan que Tú estás vivo en tu Iglesia hoy; y que se renueve mi fe y confianza en Ti. Te lo suplico, Jesús. Ten compasión de mis sufrimientos físicos, de mis heridas emocionales y de cualquier enfermedad de mi alma. Ten compasión de mí, Señor. Bendíceme y has que vuelva a encontrar la salud. Que mi fe crezca y me abra a las maravillas de tu amor, para que también sea testigo de tu poder y de tu compasión. Te lo pido, Jesús, por el poder de tus Santas Llagas, por tu Santa Cruz y por tu Preciosa Sangre. Sáname, Señor".

Hermano, hermana: Créele a Jesús , y dale gracias , porque El escucha nuestras oraciones, y, sin duda, ha escuchado la tuya. Amén.
------------------------------------------------------------------------------------------------
LA ORACIÓN DE ADORACIÓN:
El día de Pentecostés,el Espíritu de la promesa se derramó sobre los discípulos,"reunidos en un mismo lugar"(Hch 2,1),que lo esperaban "perseverando en la oración con un mismo espíritu" (Hch 1,14). El espíritu que enseña a la Iglesia y que recuerda todo lo que Jesús dijo (Jn 14,26), será también quien la instruya en la vida dede la oración. 2623 .Catecismo de la Iglesia Católica

LA ADORACIÓN es la primera actitud del hombre que se reconoce criatura ante su creador: Exalta la grandeza del Señor que nos ha hecho (Sal 95. 1-6) y la omnipotencia del Salvador que nos libra del mal. Es la acción de humillar el espíritu ante el "Rey de la Gloria" (Sal 24, 9-10) y el silencio respetuoso en presencia de Dios "siempre mayor" (Sal 62,16). La adoración de Dios tres veces santo y soberanamente amable nos llena de humildad y de seguridad a nuestras súplicas.
2628. Catecismo de la Iglesia Católica.



sábado, 18 de agosto de 2007

La Oración de Alabanza . Frutos de la Renovación Carismática.





2639
La Alabanza es la forma de orar que reconoce de la manera más directa que Dios es Dios. Le canta por El mismo, le da gloria no por lo que hace , sino por lo que El es. Participa en la bienaventuranza de los corazones puros que le aman en la fe antes de verle en la Gloria. Mediante ella, el Espíritu se une a nuestro espiritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios(Rm 8,16), da testimonio del Hijo único en quien somos adoptados y por quien glorificamos al Padre. La alabanza integra las otras formas de oración y las lleva hacia Aquel que es su fuente y su término: "un solo Dios, el Padre, del cual proceden todas la coas y por el cual somos nosotros" (1Co 8,6 ).

2640
San Lucas menciona con frecuencia en su Evangelio la admiración y la alabanza ante las maravillas de Cristo, y las subraya también respecto a las acciones del Espíritu Santo que son los hechos de los apóstoles: la comunidad de Jerusalén (Hch 2, 47), el tullido curado por Pedro y Juan (Hech 3, 9),la muchedumbre que glorificaba a Dios por ello (Hech4,21), y los gentiles de Pisidia que " se alegraron y se pusieron a glorificar la palabra del Señor" (Hch 13,48).

2641
"Recitad entre vosotros salmos,himnos y cánticos inspirados, cantad y salmodiad en vuestro corazón al Señor Ef 5,19, Col3,16)............."

¿ Creen ustedes hermanos que éste texto es de un libro de la renovación carismática?....
¿Creen ustedes que es de un Sacerdote que goza las delicias del Señor en la Oración Carismática?
No.....Este texto está tomado textualmente del "CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA".


EL PREDICADOR DEL PAPA CONVERSA SOBRE LOS FRUTOS DE LA RENOVACION CARISMATICA:

Predicador del Papa: No hay que tener miedo a la Renovación Carismática

Entrevista con el padre Raniero Cantalamessa

CASTEL GANDOLFO, 25 septiembre 2003 (ZENIT.org).- Lejos de ser una realidad que haya que observar con «prevención», la experiencia del bautismo en el Espíritu hace de la Renovación Carismática Católica un formidable medio querido por Dios para revitalizar la vida cristiana, constató este jueves el padre Raniero Cantalamesa, predicador oficial de la Casa Pontificia.

El 18 de febrero de 1967, treinta estudiantes y profesores de la universidad de Duquesne (Pensylvania, Estados Unidos), hicieron un retiro espiritual para profundizar en la fuerza del Espíritu dentro de la Iglesia primitiva. La llamada tuvo una respuesta sorprendente extendiéndose por los cinco continentes.

Reconocida por el Consejo Pontificio para los Laicos, actualmente más de cien millones de católicos han vivido esta experiencia, según confirma Alan Panozza, presidente de los «Servicios Internacionales de la Renovación Carismática Católica» (ICCRS, por sus siglas en inglés), con sede en el Vaticano.

Hoy, después de 35 años, la Renovación está presente en más de doscientos países.

Considerando a los fieles de las Iglesias protestantes, evangélicas y pentecostales, y algunos de la Iglesia ortodoxa, se estima que en total los cristianos que han tenido esta experiencia carismática suman alrededor de 600 millones en el mundo.

Más de 1.000 delegados de la Renovación Carismática Católica procedentes de 73 países se reunieron en la localidad italiana de Castel Gandolfo en torno al tema de la santidad --a la luz de la Encíclica de Juan Pablo II «Novo Millennio Ineunte»-- del 20 al 25 de septiembre en un retiro cuya predicación se encomendó al padre Cantalamesa, ofm cap.

El cardenal James Francis Stafford, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, y el obispo Stanislaw Rylko, secretario de dicho organismo vaticano, estuvieron entre los invitados a la cita internacional convocada por el ICCRS.

Por su testimonio de primera mano en la experiencia «carismática», Zenit entrevistó al padre Raniero Cantalamessa momentos antes de la conclusión del encuentro.

--En la Iglesia hay fieles que consideran que el «bautismo en el Espiritu» es una invención de los carismáticos. Incluso que le han puesto nombre a una vivencia, pero que no está «catalogada» en la Iglesia. ¿Podría explicar, desde su propia experiencia, qué es el bautismo en el Espíritu?

--P. Raniero Cantalamessa: El bautismo en el Espíritu no es una invención humana, es una invención divina. Es una renovación del bautismo y de toda la vida cristiana, de todos los sacramentos. Para mí fue también una renovación de mi profesión religiosa, de mi confirmación,
de mi ordenación sacerdotal. Todo el organismo espiritual se reaviva como cuando el viento sopla sobre una llama. ¿Por qué el Señor ha decidido actuar en este tiempo de esta manera tan fuerte? No lo sabemos. Es la gracia de un nuevo pentecostés.

No es que la Renovación Carismática haya inventado el bautismo en el Espíritu. De hecho, muchos lo han recibido sin saber nada de la Renovación Carismática. Es una gracia; depende del Espíritu Santo. Es una venida del Espíritu Santo que se traduce en arrepentimiento de los pecados, que hace ver la vida de una manera nueva, que revela a Jesús como el Señor viviente --no como un personaje del pasado-- y la Biblia se convierte en una palabra viva. Eso la verdad es que no se puede explicar.

Hay una relación con el bautismo, porque el Señor dice que quien cree será bautizado y será salvado. Nosotros hemos recibido el bautismo de niños y la Iglesia ha pronunciado nuestro acto de fe; pero llega el momento en que nosotros tenemos que ratificar lo que ha sucedido en el bautismo. Esta es una ocasión para hacerlo, no como un esfuerzo personal, sino bajo la acción del Espíritu Santo.

No se puede afirmar que cientos de millones de personas estén equivocadas. Yves Congar, este gran teólogo que no pertenecía a la Renovación Carismática, en su libro sobre el Espíritu Santo afirmaba que la realidad es que esta experiencia ha cambiado profundamente la vida de muchos cristianos. Y es un hecho. La ha cambiado y ha iniciado caminos de santidad.

--¿Cómo vive usted su ministerio como predicador de la Casa Pontificia desde su experiencia en la Renovación Carismática?

--P. Raniero Cantalamessa: Para mí todo lo que ha pasado desde 1977 es un fruto de mi bautismo en el Espíritu. Era profesor en la Universidad. Me dedicaba a la investigación científica en la historia de los orígenes cristianos. Y cuando acepté no sin resistencia esta experiencia, después tuve la llamada a dejarlo todo y a ponerme a disposición de la predicación, y también el nombramiento como predicador de la Casa Pontifica llegó después de que hubiera experimentado esta «resurrección». Lo veo como una gran gracia. Después de mi vocación religiosa, la Renovación Carismática ha sido la gracia más señalada de mi vida.

--Desde su punto de vista, ¿tienen los miembros de la Renovación Carismática una vocación específica dentro de la Iglesia?

--P. Raniero Cantalamessa: Sí y no. La Renovación Carismática, tenemos que decirlo y repetirlo, no es un movimiento eclesial. Es una corriente de gracia que está destinada a transformar toda la Iglesia: la predicación, la liturgia, la oración personal, la vida cristiana. Así que no es una espiritualidad propia. Los movimientos tienen una espiritualidad y acentúan un aspecto, por ejemplo la caridad. Ante todo, la Renovación Carismática no tiene fundador; ninguno piensa en atribuir a la Renovación Carismática un fundador porque es algo que ha empezado en muchos lugares de diferentes maneras. Y no tiene una espiritualidad; es la vida cristiana vivida en el Espíritu.

Pero se puede decir que como la gente que ha vivido esta experiencia constituye socialmente una realidad --son personas que hacen determinados gestos, oran de cierta manera- entonces se puede identificar una realidad social cuyo papel es simplemente el de ponerse a disposición para que otros puedan tener la misma experiencia, y después desaparecer. El cardenal Leo Jozef Suenens, que fue el gran protector y partidario de la Renovación Carismática en los comienzos, decía que el destino final de la Renovación Carismática podría ser el de desaparecer cuando esta corriente de gracia haya contagiado a toda la Iglesia.

--A punto de concluir la predicación de un retiro al que han acudido mil delegados carismáticos de todo el mundo, ¿qué mensaje le gustaría lanzar al creyente que desconoce la Renovación?

--P. Raniero Cantalamessa: Quiero decir a los fieles, a los obispos, a los sacerdotes, que no tengan miedo. Desconozco porqué hay miedo. Tal vez en alguna medida porque esta experiencia comenzó entre otras confesiones cristianas, como pentecostales y protestantes. Sin embargo, el Papa no tiene miedo. Ha hablado de los movimientos eclesiales, incluso de la Renovación Carismática, como de signos de una nueva primavera de la Iglesia, y muy a menudo hace hincapié en la importancia de esto. Y Pablo VI afirmó que era una oportunidad para la Iglesia.

No hay que tener miedo. Hay Conferencias Episcopales, por ejemplo en América Latina --es el caso de Brasil--, donde la jerarquía ha descubierto que la Renovación Carismática no es un problema: es parte de la solución al problema de los católicos que se alejan de la Iglesia porque no encuentran en ella una palabra viva, la Biblia vivida, una posibilidad de expresar la fe de manera gozosa, de forma libre, y la Renovación Carismática es un medio formidable que el Señor ha puesto en la Iglesia para que se pueda vivir una experiencia del Espíritu, pentecostal, en la Iglesia católica, sin necesidad de salir de ella.

Tampoco hay que considerar que se trata de una «isla» en la que se reúnen algunas personas que son un poco emocionales. No es una isla. Es una gracia destinada a todos los bautizados. Los signos externos pueden ser diferentes, pero en su esencia es una experiencia destinada a todos los bautizados.
ZS03092509

sábado, 11 de agosto de 2007

REUNIÓN DIOCESANA: UNIDOS EN ORACIÓN




LA ENSEÑANZA DE LA IGLESIA:

" En su enseñanza , Jesús instruye a sus discípulos para que oren con un corazón purificado, una fe viva y perseverante , una audacia filial. Les insta a la vigilancia y a presentar sus peticiones a Dios en su Nombre. El mismo escucha las plegarias que se le dirigen." ( 2621)

" La oración de la Virgen María, en su Fiat y en su Magnificat, se caracteriza por la ofrenda generosa de todo su ser en la fe" (2622)
Catecismo de la Iglesia Católica

Con ésta fe, nos reunimos para programar el segundo semestre del año 2007. Oramos, trabajamos, compartimos e intercedimos ante el Señor Jesús para que nuestro trabajo evangelizador sea fecundo, y muchos hermanos y hermanas puedan tener un encuentro de conversión con Nuestro Señor.

El evento más cercano, es el Retiro sobre Oración Carismática, Dictado por la Misionero Chelita Alarcón, encargada nacional de los misioneros de la R.C.C. Esta actividad se realizará los días 29 y 30 de septiembre, en el Liceo Comercial. Estamos todos invitados....y estamos llamados a invitar a muchos.....

Les presento algunos testimonios gráficos del encuentro: Ustedes verán al Padre Alberto, dueño de casa en la Parroquia Buen Pastor, saludando y bendiciendo a los servidores de los grupos de oración de la diócesis, y algunas fotos para el recuerdo....

miércoles, 1 de agosto de 2007

Misa de Oración por los Enfermos



ORACION DE INTERCESIÓN POR HECTOR ROJAS
Hermanos: Oremos por la salud de nuestro hermano Tito Rojas, quien se operó de un tumor al estómago, y no salió bien. Estamos haciendo oración a nivel nacional en la renovacion carismática .La idea es clamar a la misericordia de Dios para que a este buen servidor de tantos años, el Señor le devuelva la salud y pueda seguir trabajando para Dios. Intégrense a la cadena de oración, para que la bendición descienda. Amén.

MISA DE SANACIÓN:

El primer domingo de cada mes , nos encontraremos los que esperamos Todo del Señor. A las 15,30 horas, será la Misa en la cual pondremos a los enfermos del alma y del cuerpo ante el Corazón Misericordioso de Jesús , para que podamos nuevamente testimoniar que la Iglesia es un Pentecostés permanente y que Jesús sigue presente en medio de su Pueblo dolorido y esperanzado.

¿" Hasta cuándo tendré congojas en mi alma: en mi corazón angustia día y noche?
( Salmo 13,2)


Muchas veces puedes haber vivido el mismo estado de ánimo del salmista, y tal vez has pensado que tu vida nunca será distinta . Puede que esta sensación sea producto de fracasos, esperanzas truncadas, o de una situación personal que te agobia y no te deja ser feliz. De hecho, creo que todos en algún momento nos sentimos desanimados o desamparados . Pero lo importante es que ésta sensación no sea unestado permanente en tu vida.
Para poner ante el Señor estos dolores, y los agobios de las enfermedades del cuerpo, nos encontraremos este domingo ante Jesús en la Eucaristía. Y cada día seguiremos entregando nuestra vida a Jesús en la oración personal, en la lectura del evangelio, y en la oración comunitaria. Entregaremos también nuestras cargas al Señor en el Sacramento de la Reconciliación y en la participación activa de la misa en nuestra parroquia.

Pero éste domingo, estaremos ante el Señor clamando por su misericordia. Nos postraremos ante Él para recibir Su Amor, para recibir la caricia sanadora de Su presencia, y para nacer de nuevo del agua y del espíritu.

La misericordia del Señor llena toda la tierra. Allí donde estás, el mar de la misericordia divina te rodea. Allí donde estás, Jesús está tocando a tu puerta, pidiéndole entrar. Es el momento propicio para decir: " Señor....entra en mi vida, hazme una nueva creatura, perdona mis pecados....te necesito para vivir una vida plena...." Creelo, El Señor responderá.

Hoy te invito a vivir la vida con una nueva actitud: una actitud de fe. "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" Si Dios está conmigo....¿quién contra mi?

Te invito a hacer una pequeña oración:


Señor Jesús, me presento ante ti con el peso de mis cargas. Las cargas que yo he acumulado, las cargas que otros han acumulado en mi, y la herencia de pecado desde muchas generaciones hacia atrás. Tu viniste a dar libertad a los cautivos. Te pido que rompas las cadenas que no me dejan ser feliz. Recibo tu Amor y tu Misericordia. Te pido perdón Señor por todo el mal que he hecho a otros y a mi propia persona. Recibo la redención y la liberación de mis pecados, los que Tu clavaste en la cruz, y te doy gracias porque hoy estás entrando a mi corazón..... Ayudame Señor a que ésta vida nueva que recibo siga fluyendo hasta el fondo de mi corazón....Gracias Señor.

Éste domingo....Jesús estará esperándote: lleva tu carga y entrégasela para siempre:

Tú eres de Dios y has nacido para ser feliz.

Si eres de otra ciudad o país, únete en ese momento a la grandeza del Misterio hermoso de la Eucaristía, y vive la oración de intercesión desde la distancia, pues para El Señor y su Amor no hay distancias ni de tiempo ni de espacio.


Nos vemos en la Parroquia San Francisco , en la ciudad de Los Angeles .